montesdecordoba.org

Monitoreo temporal satelital de los bosques de Córdoba

Incendios

Los incendios, intencionales, accidentales o naturales, son uno de los factores de mayor pérdida y degradación de los bosques nativos en la provincia de Córdoba. Nuestros ecosistemas, sufren el repetido padecimiento de incendios, sumado a otros factores negativos (como por ejemplo sobrepastoreo producido por ganado o invasión de vegetación exótica), lo que ha producido la desaparición de grandes coberturas de bosques, degradación de suelos y acuíferos cordobeces, en muchos casos de manera irreversible.

A continuación detallamos algunas de las consecuencias provocadas por los incendios:

  • Pérdida de la cobertura vegetal y eliminación de lo organismos que viven en las primeras capas del suelo. Esto tiene numerosas consecuencias, por ejemplo, en ambientes con pendiente, la cobertura vegetal es importante para evitar la erosión del suelo. Luego de los incendios, las lluvias arrastran la materia orgánica producto de la combustión, junto con la tierra superficial, que ya no es sostenida por las raices de las plantas. Así, se desencadenan una serie de fenómenos que pueden traer como consecuencia inundaciones, se generan grandes aportes de materia orgánica a las cuencas hídricas y espejos de agua, lo que desencadena procesos de eutrofización.
  • Pérdida de biodiversidad debido a la eliminación o desplazamiento de especies (fauna y flora).
  • Cambios en la estructura y composición florística y en la capacidad de sustento del sistema natural. Luego de un incendio las distintas especies que pertenecían al ecosistema perturbado, tienen diferentes capacidades para rebrotar o colonizar ambientes quemados y/o degradados. Debido a esto, para que dichos ambientes se recuperen necesitan no estar expuestos a nuevos incendios u otros factores. Un resultado común luego de un incendio, en nuestros ambientes (sobre todo los serranos), es que la vegetación exótica coloniza las zonas quemadas con mayor rapidez y/o efectividad que las autóctonas. Como resultado final, luego de repetidos incendios, el pasisaje se monotoniza, es decir, pierde cantidad de especies nativas, y aumenta la proporción de especies exóticas.
  • Producto de la combustión, se liberan grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, lo que contribuye al aumento del efecto invernadero.
  • Riesgos directos e indirectos para los humanos.
  • Daños materiales y pérdidas económicas.

Un estudio realizado por el Instituto de Diversidad y Ecología Animal (Idea-Conicet), publicado en el portal UNCiencia, relevó que en 14 años los incendios afectaron 657 mil hectáreas de las sierras cordobesas, en un período registrado entre 1999 y 2013. La información satelital captada entre esos años arrojó como datos que el fuego degradó el 27.1 por ciento de la superficie de cuatro sistemas serranos en la provincia. Si bien este fenómeno afecta regiones con grandes coberturas de bosques, Juan Pablo Argañaraz, miembro del grupo del Idea, aclara que: “Esto no quiere decir que los bosques hayan sido eliminados. Pero el fuego contribuye a su degradación y por lo tanto afecta los servicios ecosistémicos que ofrecen: regulación del caudal de ríos y arroyos; protección del suelo contra la erosión; provisión de hábitat para numerosas especies; provisión de oxígeno y captación de dióxido de carbno (CO2), entre otros” (portal UNCiencia). Por útimo, se detalla en este artículo que, en el período analizado, las llamas alcanzaron al 36,2% de las Sierras Chicas (294.174 ha); al 27,6% de las Sierras Grandes (161.617 ha); al 35% de las Cumbres de Gaspar y al 14,8% de las Sierras del Norte.

En los análisis realizados por MonTeS, resalta un caso emblemático, la localidad de Villa Yacanto (departamento Calamuchita), donde hacia finales de 2013 ocurrieron una serie de incendios de enorme magnitud que destruyeron gran cantidad de hectáreas de cobertura arbórea. Es importante aclara que la región donde se encuentra esta localidad posee gran de actividad forestal maderera, lo cual pone sobre relieve las consecuencias de la presencia de cobertura vegetal exótica cuando ocurren estos fenómenos.

Por los incendios ocurridos en 2013 Villa Yacanto se encuentra en el puesto número 1 del ranking de mayor cantidad de héctareas perdidas en el periodo 2001-2015.

Lamentablemente, todos los años se producen incendios de diversa magnitud en la provincia de Córdoba, que degradan nuestros ecosistemas. En agosto de este año 2017, se produjeron incendios que afectaron las Sierras Chicas, en la zona centro de la provincia. En la siguiente imagen creada por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), se puede apreciar con claridad (región violeta-oscura) la zona afectada por un incendio que comenzó en el Cerro Mogote (próxima a Villa Carlos Paz).

Luego de que ocurre un incendio, es fundamental tomar medidas efectivas para evitar que los ambientes afectados se sigan degradando. Aunque parezca obvio que no debe someterse a nuevas presiones un ambiente recientemente afectado por el fuego, la falta de control o desinformación generan condiciones que aceleran aún más la pérdida y/o recuperación de nuestros ecosistemas. La siguiente imagen fue tomada en el Camino del Cuadrado, que atraviesa las Sierras Chicas, en 2017. En ella se ve la presencia de ganado comiendo las pasturas que rebrotaron luego del incendio. Esta conjunción de factores, incedio más actividad ganadera en la parte alta de la cuenca de las sierras, es un combo peligroso que probablemente genere numerosas consecuencias negativas en este ecosistema y en zonas próximas.

 

La quema de predios para la generación de pasturas frescas para el ganado, es una práctica común en la provincia de Córdoba. Para determinar si estos dos factores resultan negativos para nuestros ecosistemas, se realizó una investigación en Córdoba en el año 2013, titulada: ¿El ganado y los incendios pueden convertir las tierras de pastoreo subtropicales del centro de Argentina en un desierto rocoso?

Para contestar esta pregunta los investigadores monitorearon durante 5 años 200 parcelas de 44m con diferentes tasas de pastoreo y tiempos de pastoreo, en las Sierras Grandes de la provincia de Córdoba. Para cada parcela calcularon cuatro indicadores de la erosión del suelo. 

 De los resultados y conclusiones de este trabajo destacamos las siguientes.

  • Bajo altas tasas de carga ganadera, la roca y la superficie desnuda aumentaron, los bordes avanzaron más rápido y persistieron de manera más activa, mientras que las parcelas con bajas o nulas cargas ganaderas, la roca y la superficie desnuda disminuyeron y los bordes tendieron a estabilizarse. A partir de estos resultados, se estimó que con altas tasas de carga ganadera, el 18% de la superficie total podría transformarse en superficie rocosa en 400 años.
  • Se comparó la pérdida de suelo superficial durante 1 año en 77 parcelas quemadas y no quemadas, con y sin pastoreo de ganado post-incendio. Las parcelas quemadas perdieron 0.6cm de suelo superficial cuando fueron pastoreadas, y 0.4cm cuando no fueron pastoreadas, mientras que las parcelas no quemadas perdieron menos de 0.05cm cuando fueron pastoreadas, y ganaron 0.07cm cuando no fueron pastoreadas.

La investigación termina concluyendo que: "...la combinación actual de manejo de ganado y fuego tiene el potencial de convertir este páramo en un desierto rocoso. Se sugiere que la producción ganadera comercial, tal como se lleva a cabo en la actualidad, no es sostenible, y se hacen algunas sugerencias sobre los cambios necesarios para una futura industria de pastoreo sostenible."

A nivel mundial y local, se están implementando herramientas de monitoreo para prevenir y controlar incendios.

Sistema Satelital de Alerta y Respuesta Temprana Contra Incendios Forestales (portal UNCiencia)

La herramienta se llama SARTiv. Sirve para prevenir y monitorear incendios de vegetación a través del uso de imágenes satelitales. Anticipa el riesgo por zonas, identifica eventos ígneos durante su desarrollo y, posteriormente, cuantifica las áreas quemadas. Fue creada por investigadores del Instituto de Altos Estudios Espaciales Mario Gulich, dependiente de la UNC y la Conae. Entre 2001 y 2016, en Córdoba se registraron más de 10.000 incendios en zonas naturales (portal UNCiencia).

Informe de Incendios de Global Forest Watch

Incendios de Global Forest Watch (GFW-Incendios) es una plataforma en línea para supervisar y responder a los incendios forestales utilizando información que se genera casi en tiempo real.

 

Bibliografía utilizada y relacionada con este artículo

- Cingolani, Ana & Vaieretti, María & Giorgis, Melisa & la, Nastaran & Whitworth-Hulse, Juan & Renison, Daniel. (2013). Can livestock and fires convert the sub-tropical mountain rangelands of central Argentina into a rocky desert?. The Rangeland Journal. 35. 285-297. 10.1071/RJ12095.  https://www.researchgate.net/publication/267152571_Can_livestock_and_fir...

- Verzino, Graciela, Joseau, Jacqueline, Dorado, Mónica, Gellert, Edgardo, Rodríguez Reartes, Sandra, & Nóbile, Raúl. (2005). Impact of fires on plant diversity, sierras of Córdoba, Argentina. Ecología Aplicada, 4(1-2), 25-34. Recuperado en 13 de octubre de 2017, de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-2216200....