montesdecordoba.org

Monitoreo temporal satelital de los bosques de Córdoba
Fotografía: Martín Lepez

Bosques nativos, definición y estructura

Existen numerosas formas de definir los bosques nativos. Esto es así debido a que la percepción de distintos grupos humanos sobre ellos está relacionada con la valoración y uso que estos le den, la finalidad con la cual quieren definirlo, por ejemplo en el marco de una ley, o desde una disciplina científica para estudiarlo.

Las definiciones de lo que reprensenta un bosque nativo siempre deben tener en cuenta la complejidad de los mismos, que son dinámicos en el tiempo, su posibilidad de recuperación, entre otros factores. Para cualquier definición se deben tener en cuenta multiples percepciones de los distintos grupos sociales que constituyen la población que quiere definirlos. Para ello es importante propiciar procesos colectivos donde se los pueda definir y decidir como protegerlos y restaurarlos.

En el campo de las leyes, si bien pareciera que existen concensos básicos sobre que es un bosque nativo, podemos encontrar distintas definiciones. Es importante destacar las implicancias que tiene una definición en materia legislativa, ya que, por ejemplo, se puede dejar sin protección un estrato o parte de un bosque nativo que no este bien definida o incluida en la ley.

Para trabajar con los datos de MonTeS ponemos a disposición la definición consensuada en el proyecto de ley de la Comisión de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo de Córdoba (C.O.T.B.N.), que definió a los bosques nativos como: "Los ecosistemas naturales compuestos predominantemente por diversas especies nativas en los tres estratos: arbóreo, arbustivo y herbáceo, acompañados por poblaciones de otros organismos pertenecientes a los diferentes grupos de seres vivos, los que juntos conforman su biodiversidad. Se encuentran comprendidos en esta definición los boques primarios y secundarios. De estos ecosistemas forma parte el ser humano y especialmente las comunidades indígenas y los campesinos que coexisten con esos bosques. Se entiende por bosques primarios los ecosistemas naturales caracterizados por la dominancia de especies de etapas sucesionales maduras, con bajo impacto ocasionado por actividades humanas. Se entiende por bosques secundarios los ecosistemas en distinto estado de desarrollo que se están regenerando y preservan parte de su antigua biodiversidad, luego de haber padecido disturbios de origen natural o antropogénico sobre todos o algunos de sus componentes ecosistémicos, (...) y que, generalmente, se caracterizan por la escasez de árboles maduros y por la abundancia de especies pioneras. Están comprendidos dentro de esta definición los arbustales mixtos, la matriz de arbustos y pastizales, palmares, cardonales y áreas invadidas por especies exóticas arbóreas que tienen aptitud de regenerarse en bosque nativo a través de procesos de recuperación conducidos por el ser humano."

Estos bosques aportan numerosos servicios ecosistémicos que benefician directa e indirectamente al hombre.

 

Estructura de los bosques nativos primarios, secundarios y ambientes modificados

De manera esquemática, podemos observar en la figura izquierda, una representación de los distintos estratos que se pueden diferenciar en un bosque primario. Esta esquematización nos permite visualizar qué cambios sufren nuestros bosques cuando son intervenidos de diversas maneras. Se pueden diferenciar al menos cuatro estratos, cada uno de igual importancia. De arriba para abajo: el estrato arbóreo, constituído por los árboles de mayor tamaño, el estrato arbustivo o sotobosque, donde encontramos árboles de tamaño medianos a pequeños, así como arbustos y enredaderas, el estrato herbáceo, constituido por plantas pequeñas y pastos, y el estrato subterraneo, donde están las raíces junto con numerosos microorganismos, conformando la capa de materia orgánica del suelo.

 

Si analizamos cómo proveen algunos servicios ecosistémicos, cada uno de los ambientes representados en las figuras, podemos decir qué en los bosques primarios la biodiversidad, la captación de CO2, la fertilidad y calidad hidrológica, son máximos, decayendo paulatinamente en bosques secundarios (fig. 1), según el grado de intervención que posean. En ambientes intervenidos para ganadería (fig. 2), la provisión de los servicios ecosistémicos será menor que los bosques primarios o secundarios, y hasta nulos en algunos casos, dependiendo de cuán intensa es dicha actividad en ese ambiente. En los bosques de exóticas (fig. 3) y cultivos agroindustriales (fig. 4), los servicios son casi nulos o se pierden. Por ejemplo, en los cultivos agroindustriales la compactación del suelo puede ser muy alta, disminuyendo la capacidad de absorción de agua. En este ambiente la biodiversidad es prácticamente nula ya que se modificó para implementar los monocultivos transgénicos, utilizando gran cantidad de agrotóxicos que eliminan casi todos las plantas y los animale propios de esos ecosistémas.

Bilbiografía utilizada en este artículo

- Comisión de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo (2010). “Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de la Provincia de Córdoba, Fundamentos., Córdoba: Comisión de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo.” Disponible en: http://www.leydebosquescordoba.com.ar/home/comunicados-anteriores/el-pro...